Los fascinantes relojes concepto

Los fascinantes relojes concepto

 

¿Alguna vez se ha preguntado a qué obedece la tradicional forma circular de un reloj? Tiene su origen en los primitivos relojes de sol que marcaban las horas de acuerdo con la rotación de la Tierra. Pero desde esta ingeniosa invención, la forma de medir el tiempo ha evolucionado de manera asombrosa. Prueba de lo anterior es Maximilian Busser, líder del colectivo de diseñadores y maestros relojeros MB&F. Esta sui generis asociación, en su búsqueda estética y mecánica, ha reinventado el concepto que tenemos de ese objeto al que llamamos reloj. “Los relojes empezaron a gustarme porque los veía como máquinas llenas de vida”, afirma el genial Maximilian Busser, quien ya ha hecho historia en el mundo de la alta relojería.

Pionero en la manufactura de artefactos fuera de serie, MB&F ha realizado obras maestras sin precedente; piezas más que significativas en lo que se refiere a los “relojes concepto”. Y para aquellos que desconozcan esta clasificación en la alta relojería, mencionaremos que se conocen como relojes concepto aquellos artefactos capaces de medir el tiempo, pero cuya forma no es la de un reloj tradicional. Relojes de colección, más que apropiados para lucirse en una cinta de corte futurista, son estas asombrosas maquinarias, de las cuales a continuación presentamos un par de ejemplares.

 

Máquina de alta precisión

Como si viniera del futuro, la Horological Machine 8 CanAm es una pieza que replantea al reloj de pulsera cuya visualización se logra mediante un prisma óptico. Estas particularidades se deben al diseño de los autos de carrera CanAm (Canadian-American Challenge Cup), vehículos de elevado octanaje cuya forma es imitada por un fantástico reloj. La desaparecida categoría del automovilismo, popular en la década de 1970, se practicaba con bólidos sumamente ligeros, puesto que carecían de carrocería. Sólo servía como protección el esqueleto del auto que, como es lógico, dejaba expuestos los potentes motores. Semejante a dicha estructura de líneas industriales es la caja de la HM8, que sintetiza curvas con ángulos y que cuenta con prismas ópticos dobles que muestran las horas por un lado y los minutos por el otro. A los costados de esta figura se muestran dos barras que recorren la maquinaria desde su parte posterior hasta su parte frontal, ambas realizadas en bloques macizos de titanio, pulidas hasta lucir como espejos. Esas barras flanquean el motor del reloj, colocado perfectamente a la vista bajo un cristal de zafiro, que se asemeja al cofre de un automóvil. De esta manera se pueden observar todos los movimientos de su complejo mecanismo.

 

Como llegada de otro universo

Otra de las creaciones emblemáticas de la casa MB&F es la Horological Machine 6 Alien Nation que, como su nombre lo indica, más que un reloj, parece un artefacto extraterrestre. De una complejidad mecánica extrema y con una caja que parecía imposible de realizar, esta creación pretende asemejarse a una nave intergaláctica. Exclusivamente para amantes de la ciencia ficción, dicha “nave espacial” no viene sola, sino con una tripulación de seres de otra galaxia que se hallan situados en distintas partes del reloj en la forma de diminutas esculturas de oro blanco. Como es de esperarse de una nave que viene de una galaxia lejana, la Alien Nation posee una complela tecnología: la caja es completamente transparente y está fabricada con cristal de zafiro y reforzada con placas de titanio. Este ensamble de cristal resguarda un motor de una elaborada construcción: un tourbillon volante dirige dos cúpulas gemelas en las que se pueden leer las horas y los minutos, respectivamente. El interior de la caja cuenta con gruesas bandas de un material luminiscente de alto rendimiento, por lo que ésta resplandece en la oscuridad.

 

Una galería fuera de serie

Desde sus inicios, la firma de vanguardia en alta relojería MB&F ha utilizado la elaboración de guardatiempos como una excusa en su búsqueda de lo insólito. De factura suiza, naturalmente, sus piezas son relojes conceptuales de una asombrosa belleza; de ahí que éstos sean desplazados de su función original para convertirse en objetos de admiración. Esto llevó a la firma a abrir su propia galería de objetos de arte mecánico a la que nombró MAD (Mechanical Art Devices). La primera abrió sus puertas al público en Ginebra en 2011, muy cerca de los talleres de la marca. Una segunda de estas insólitas galerías se inauguró en 2014 en la ciudad de Taipéi, y la tercera apareció en Dubái en 2016. Los tres espacios muestran al mundo los sublimes mecanismos que adquieren formas tan sorprendentes. Un paraíso para los amantes de las máquinas convertidas en piezas de arte cinético tridimensional.

Para mayor información visite https://www.madgallery.net y @mbfmadgallery en Facebook. 

 

5559-2250 / 5575-6321 / 5575-4935 - Aviso de Privacidad - Términos y Condiciones

Revista El Mundo del Abogado