Gonzalo Aguilar Zínser (1957-2018)

Gonzalo Aguilar Zínser (1957-2018)

 

Gonzalo Aguilar Zínser nació el 1º de noviembre de 1957, en el seno de una familia que generaría una importante estirpe de abogados. Fue hijo de Adolfo Aguilar y Quevedo, destacado penalista de quien tomaría ese ejemplo para convertirse, por méritos propios, en un destacado abogado.

Entre sus colegas fue reconocido por su independencia profesional y su fama le permitió tanto atender asuntos de gran impacto en la sociedad, como atender los que consideraba justos, pero cuyos clientes no contaban con los grandes recursos para pagar a un abogado de su talla.

Como el extraordinario penalista que fue, no estuvo exento de llevar causas polémicas junto con Eduardo Luengo Creel, como la de algún ex gobernador, o bien despertar la admiración de la academia con casos como “rápido y furioso”, donde puso de manifiesto el error en la atención del tráfico de armas de Estados Unidos a México. Fundó para ese efecto la organización Desarma México, iniciativa valiente que le significó un gran reconocimiento.

Jorge Castañeda lo reconoce como el autor de la defensa jurídica de las candidaturas independientes en México y cuya vigencia la podremos observar hasta este año. Escribe Castañeda: “Fue el autor de la idea de luchar por las candidaturas independientes; gracias a su energía, creatividad y, en ocasiones, locura, Fabián Aguinaco, Santiago Corcuera y yo ambulamos por los pasillos de los tribunales federales, del Instituto Federal Electoral, de la Suprema Corte, de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y de la Corte en San José de Costa Rica. Ganamos lo que ganamos, perdimos lo que perdimos, y los resultados de la tesis delirante de Gonzalo hoy están a la vista de todos”.1

Sin embargo, el 1º de febrero de 2018 terminó su periplo en este mundo. Un infarto acabó con la vida de Gonzalo Aguilar. Muy pronto las redes sociales se poblaron de mensajes de despedida de personalidades de distintos ámbitos: de los medios, de la academia, de sus colegas y de quienes atestiguaron su brillante trayectoria, los propios jueces y los miembros de nuestros más altos tribunales. Desde estas páginas nos solidarizamos con su familia y enviamos un abrazo a sus hermanos Luz Emilia y Alonso.

  


 

[1] http://www.elfinanciero.com.mx/opinion/jorge-g-castaneda/gon. Sobre este tema puede consultarse: http://www.corteidh.or.cr/cf/jurisprudencia2/ficha_tecnica.cfm?nId_Ficha=298

5559-2250 / 5575-6321 / 5575-4935 - Aviso de Privacidad - Términos y Condiciones

Revista El Mundo del Abogado