TOJIL: una estrategia contra la impunidad

TOJIL: una estrategia contra la impunidad

 

La inseguridad y la impunidad son dos de los grandes problemas que afectan a la sociedad. Tanto así que el World Justice Proyect (Rule of Law Index 2017-2018) ubicó a México como el país 92 de 113 en Estado de Derecho, siendo la justicia penal el peor rubro evaluado, como el país 105 de 113.

Como una respuesta a esta crisis, el pasado 28 de junio se llevó a cabo la presentación de TOJIL, Estrategia contra la Impunidad, asociación civil integrada por un equipo de abogados especializados en materia penal, liderados por Adriana Greaves Muñoz y Estefanía Medina Ruvalcaba, dos jóvenes con amplia experiencia que buscan incidir en la transformación, mejorar las políticas públicas a nivel nacional y contribuir a la construcción del Estado de Derecho.

TOJIL es un vocablo que proviene del maya y que significa lo justo o lo correcto. La asociación tiene como objetivo reducir la impunidad a través de litigio penal estratégico de casos relevantes que generen precedentes para transformar la operación de la justicia.

Para lograr esa meta, desarrolló cinco estrategias que consisten en identificar focos críticos que generan impunidad en la operación del sistema; analizar y brindar asesoría de todos los casos que le sean canalizados, así como difundir buenas prácticas; seleccionar y litigar los casos que podrían ayudar a revertir los focos de impunidad; documentar y denunciar todo acto de corrupción que se desarrolle en la práctica del litigio, y, finalmente, diseñar y presentar propuestas de reforma al marco normativo.

El sistema acusatorio pretende erradicar las malas prácticas y la opacidad con la que se venía desarrollando el sistema inquisitivo. La asociación sostiene que el problema de la impunidad no es culpa del nuevo sistema, sino de su mala aplicación.

TOJIL detectó tres puntos críticos generadores impunidad: altos niveles de corrupción dentro del sistema penal; ausencia de perspectiva de género en el desarrollo de los procesos, y violaciones graves al debido proceso. Por ese motivo, las cinco estrategias de la asociación se enfocan en casos de importancia y de trascendencia relacionados con los factores señalados.

En la ceremonia del lanzamiento de la asociación también se realizó la presentación de los integrantes del consejo honorario, que reúne a personalidades como María Novoa, coordinadora del Programa de Justicia en México Evalúa; Daniel Greaves, ingeniero y miembro del Consejo Nutre a un Niño; Viridiana Ríos, investigadora del Mexico Institute en Washington, D.C.; Rubén Quintino, investigador del Instituto Nacional de Ciencias Penales, y Ana Pecova, directora de la organización EQUIS, Justicia para las Mujeres.

Al emitir su mensaje, María Novoa, presidente del consejo honorario, sostuvo que se trata de una asociación que se debe apoyar para que el sistema de justicia tenga un mejor futuro.

La asociación México Evalúa está a punto de publicar su quinto reporte anual, en el que se evalúa y da seguimiento al sistema penal acusatorio en México. María Novoa indicó que el proceso de transformación está inacabado y advirtió que adviene un estancamiento, debido a que no se ha logrado amalgamar. Si bien hay avances importantes, aún no se da respuesta a la demanda de justicia exigida por la sociedad.

Añadió que TOJIL es un aliado para unir fuerzas que permitan provocar cambios positivos por medio del combate a la corrupción y el impulso de la perspectiva de género.

Por su parte, Ana Pecova, señaló las deficiencias del acceso a la justicia para las mujeres y precisó que el género es un factor que determina el tipo de violencia. Asimismo, destacó que los problemas no sólo se limitan al género, sino que son mucho más profundos y van desde la policía hasta los jueces, personal no especializado ni capacitado, así como a la deficiencia de equipo para desarrollar las actividades de investigación.

TOJIL señala la importancia de trabajar y fortalecer el sistema de justicia sin perder de vista la perspectiva de género y atendiendo las necesidades de los distintos sectores sociales. Ana Pecova felicitó la creación de esta iniciativa pues destacó que sin transparencia no hay justica; sugirió añadir en las líneas de acción problemas de discapacidad, étnicos y de identidad de género.

Desde el punto de vista de la academia, Rubén Quintino afirmó que el Derecho penal es una ciencia normativa y sostuvo que el problema en México radica en el cálculo legal, en encontrar una política criminal niveladora e integradora entre los distintos ordenamientos estatales.

Exhortó a ver el Derecho penal con base en los bienes jurídicos más importantes, que desde su perspectiva inician con la dignidad. Posteriormente insistió sobre la importancia de aprender a ver con cientificidad el Derecho penal.

Finalmente, Daniel Greaves habló como ciudadano y advirtió la ausencia del Estado de Derecho y los problemas que aquejan a la justicia, en un contexto en que los derechos han sido rebasados. Agradeció a TOJIL por brindar una propuesta para tener un país mejor y para que como individuos tengamos plena certeza del respeto a los derechos humanos, e invitó a todos a contribuir a la causa.

Para conocer más sobre esta iniciativa ingrese a www.tojil.org.

 

5559-2250 / 5575-6321 / 5575-4935 - Aviso de Privacidad - Términos y Condiciones

Revista El Mundo del Abogado