Al margen - Septiembre 2018

Al margen - Septiembre 2018

 

Muy buen sabor de boca dejó Alberto Elías, subprocurador encargado de la institución, el día que acudió a la Barra Mexicana para hablar sobre los retos y la autonomía de la procuraduría. Los barristas lo esperaban con los guantes de box puestos para reclamarle algunas decisiones de la PGR y demostrarle que urgía “una fiscalía que sirva”, pero él los desarmó. Explicó las dificultades técnicas que enfrentaba y la forma en que todos los días se lucha contra el crimen organizado, cada vez más complejo. Sus argumentos fueron tersos pero contundentes. Desarmó a los barristas.

 


 

Hablando de la Barra Mexicana, la exitosa labor de José Mario de la Garza ha provocado que muchos barristas se pregunten si no debería prolongar su gestión como presidente del colegio. Tampoco les entusiasma que el actual vicepresidente vaya a sustituirlo, como marcan los estatutos. Aunque se trata de un abogado honesto y trabajador, sienten que va a faltarle punch. La palabra que más se escucha estos días por la Barra —y se escucha en desayunos, comidas y sesiones— es reforma.

 


 

Sean peras o sean manzanas, buen número de barristas está apoyando la candidatura de Claudia de Buen para primera vicepresidenta de la Barra, cargo que —si no sobrevienen las reformas anheladas— le daría pase automático a la presidencia. Claudia de Buen es una exitosa abogada que se dedica al Derecho civil y al Derecho familiar. Por añadidura, tiene una larga hoja de servicios en la Barra. Pero su baza más fuerte, sin duda, es ser mujer. Una asociación que se ha caracterizado por su misoginia, como la Barra (en sus 100 años de historia no ha habido una sola presidenta), recibiría un aire fresco que buena falta le hace.

 


 

A propósito de mujeres, llama la atención que los órganos de gobierno de las cámaras de diputados y senadores, así como todos los grupos parlamentarios y las mesas directivas de la próxima legislatura, estén encabezados por hombres.

  


  

El que anda desatado contra la Suprema Corte en las redes es Jaime Cárdenas Gracia (@jaicardenas_g para los tuiteros). “En la @SCJN todos son élite”, escribió en Twitter: “Todos los ministros fueron designados por los dirigentes de la partidocracia nacional”. Luego añadió: “La mayor corrupción de los ministros consiste en recibir prestaciones desorbitantes. Los altos salarios entrañan su complicidad para respaldar el statu quo, es decir, a los poderosos”. El investigador del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM ha escrito que las empresas farmacéuticas y su “colusión mafiosa” es protegida por la Corte y ha enumerado defecto tras defecto de la institución, llegando a detallar hasta diez.

 


  

Otros que han hecho su diana del Poder Judicial de la Federación son el CIDE y Mexicanos contra la Corrupción. Ahora, señalando el nepotismo que los asfixia e inhibe toda meritocracia. A raíz de la valiente denuncia que hizo Felipe Borrego, consejero de la Judicatura Federal, muchos académicos y activistas han retomado el tema. Julio Ríos Figueroa, entre los más tenaces. El asunto no es para menos: en algunas entidades federativas, jueces, magistrados y funcionarios judiciales que tienen a uno o más familiares trabajando en sus áreas de influencia llegan a porcentajes inquietantes. En Guanajuato, 82.6; en Aguascalientes, 81.2, y en Jalisco, 76, sólo por citar tres. “El déficit meritocrático —ha dicho Pedro Salazar, director del Instituto de Investigaciones Jurídicas, quien se sumó a las críticas— nos lleva a pensar que los asuntos se deciden en comidas familiares y no en el tribunal.”

 


 

Singapur es famoso por varias cosas. Una de ellas, sus bajísimos niveles de corrupción. La otra, los altos sueldos de los servidores públicos: no se les da ni un solo pretexto para desviar un dólar. Si, pese a su salario, incurren en falta, las penas son altísimas. Si el presidente Andrés Manuel López Obrador insiste en bajar sueldos a los burócratas, éstos acabarían completándolo con toda suerte de cohechos y extorsiones. Por añadidura, sólo los profesionistas menos dotados querrán sumarse a su cuarta transformación.

 


 

A través de más de 4,000 encuestas que llevó a cabo con jóvenes varones de 15 a 25 años en Bolivia, Colombia, Cuba y otros cinco países de América Latina, Intermon Oxfam llegó a resultados escalofriantes: 80 por ciento de los entrevistados afirma que pueden tener relaciones con quien quieran, pero no las mujeres. 86 por ciento no intervendría si un amigo golpea a su novia. A la mayoría le parece normal vigilar el teléfono y el correo de su pareja y 72 por ciento señala que las mujeres tienen la culpa de la violencia que se ejerce sobre ellas, dada la forma en que se visten. Aunque el problema es cultural y México no participó en la encuesta, es urgente preguntarnos qué pude hacer el Derecho para paliar estas actitudes.

 


 

La segunda sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación rechazó el proyecto que presentó el ministro Fernando Franco, mismo que declaraba inconstitucionales los Lineamientos para el etiquetado de alimentos y bebidas azucaradas. No hay que ser un experto para advertir que estos Lineamientos inducen a la confusión a los consumidores de dulces, galletas y refrescos sobre el contenido de azúcares de lo que comen y beben. Aun así, por cuatro votos, se negó el amparo que había promovido la asociación El poder del consumidor. Esta decisión no sólo confirmó el etiquetado que autorizó la COFEPRIS sino, también, que México está aún muy lejos de tener un tribunal constitucional. Al parecer, sólo a Fernando Franco le interesó proteger el derecho a la salud de los mexicanos. A sus colegas sólo les inquietaron las minucias procesales para no entrar al fondo del problema… Qué difícil aspirar a tener un país moderno con jueces así. Ojalá que pronto comience a considerarse la posibilidad de cambiar el nombre a la Suprema Corte de Justicia de la Nación y llamarla como lo que realmente es: Tribunal Superior de Casación.

  


 

El Mundo del Abogado felicita a De Buen Rodríguez Abogados, S.C., firma reconocida nuevamente este 2018 por Who Is Who Legal (Londres, Inglaterra), como uno de los despachos más destacados a nivel mundial en Derecho deportivo. ¡Enhorabuena!

 

5559-2250 / 5575-6321 / 5575-4935 - Aviso de Privacidad - Términos y Condiciones

El Mundo del Abogado