La camisa a la medida viene de Nápoles

La camisa a la medida viene de Nápoles

“El hombre es la medida de todas las cosas.” Ésta es la frase más famosa del filósofo griego Protágoras y un axioma para los maestros de la sastrería, incluyendo a esa área de especialidad que es la camisería. Una prenda tan esencial como ésta requiere múltiples operaciones en su confección, de las cuales depende que luzca impecable al momento de vestirla. Por eso una verdad incuestionable es que nunca lucirá igual una camisa hecha a la medida que cualquier otra camisa, por más fina que sea. Nada supera el lujo de usar una prenda hecha especialmente para los gustos y las necesidades personales. Más aún, si está elaborada a mano en su totalidad.

 

A la manera de Nápoles

La escuela de sastrería napolitana es famosa, tanto en Italia como el resto del mundo, por su muy peculiar estilo. Y aunque la sastrería ha evolucionado conceptualmente a una etapa de fusiones entre escuelas del corte, nada se compara con la hechura clásica. Esto nos lleva al caso de Caroline Finamore, quien en 1925 estableció su primer taller en el centro histórico de Nápoles. Esta asombrosa mujer confeccionaba camisas para un número selecto de clientes, quienes la preferían por el respeto que mostraba a las normas tradicionales de la camisería napolitana en lo que se refiere a la calidad y el lujo. Todas sus camisas estaban hechas a mano, requisito que sigue vigente en la casa que fundó: Finamore 1925.

Así tenemos que las pequeñas grandes diferencias constituyen un estándar en el servicio a la medida, además del ajuste perfecto, que permite una libertad de movimiento sin igual. De hecho, los acabados a mano le dan un valor añadido a una prenda que la transforman en una pieza insuperable. Para Finamore 1925, cada costura y cada orificio del botón se cose con puntadas extrafinas de una pulcra perfección. Esto es notable no sólo en la botonadura sino también en otras partes de la camisa, como el cuello, por ejemplo. A esta pieza, que determina en gran medida el estilo de esta prenda, le resulta difícil no perder su suavidad, ya que para mantener su forma necesita ayudarse de entretelas o varillas. Sin embargo, para la técnica tradicionalmente napolitana de Finamore 1925 es posible hormar el cuello manteniéndolo tan impecable como suave.

El ajuste de los hombros también es importante, lo mismo que las sisas, que son las uniones bajo el brazo del cuerpo de la camisa con manga. Finamore 1925 realiza las sisas con puntos hechos a mano, las cuales proporcionan el correcto relajamiento de la manga, relajamiento que se refleja en la libertad de movimiento. Otro elemento de las camisas a la medida es el refuerzo lateral, una pequeña pieza triangular que une los paneles frontal y posterior de la camisa, que, además de fortalecer los costados, les da un toque de distinción, puesto que dicho refuerzo sólo se presenta en las hechuras de calidad superior.

Finalmente, los puños, otro punto de interés de la prenda, cuya técnica de confección, lo mismo que en el caso del cuello, suple el manejo de entretelas, para mantenerlos con una apariencia inmejorable y debidamente unidos a las mangas. Los ojales de cada puño son de un elegante bordado, un rasgo distintivo de la escuela artesanal napolitana, y, como debe ser, se abren para abrazar al botón. Además, cada botón esta realizado con nácar real.

Todas estas técnicas son heredades de las tradiciones más antiguas en la fabricación de camisas napolitanas. Hoy en día la tercera generación de herederos de Caroline Finamore se ha hecho cargo del negocio y representan la mejor calidad en camisería que se puede encontrar en el mundo.

 

Sobre la concept store

En México, Finamore 1925 sólo se encuentra a la venta en las tiendas multimarca Silver Deer. Estas concept store son un conglomerado de una inusual selección de firmas de todo el mundo que incluyen desde diseñadores japoneses poco conocidos en México hasta gigantes de la moda como Lanvin y lo mejor de la sastrería napolitana, entre muchas otras propuestas. Esta boutique reúne bajo un mismo techo una oferta tan plural que equivale a viajar por todo el mundo en busca de nuevos y sofisticados conceptos, y es el único lugar en nuestro país donde se puede ordenar una camisa de Finamore 1925. Sus tiendas se encuentran en Centro Santa Fe, Artz Pedregal y Polanco.

 

 

5559-2250 / 5575-6321 / 5575-4935 - Aviso de Privacidad - Términos y Condiciones

El Mundo del Abogado