El Ilustre y Nacional Colegio de Abogados cambia de presidente

El Ilustre y Nacional Colegio de Abogados cambia de presidente

 

El pasado 21 de junio se llevó a cabo la asamblea general ordinaria del Ilustre y Nacional Colegio de Abogados de México (INCAM), en la que Alfonso Pérez-Cuéllar Martínez rindió su último informe de labores y destacó las principales actividades que efectuó desde que asumió la presidencia del colegio.

 

 

 

El presídium contó con la presencia de José Ramón Cossío Díaz y Alberto Pérez Dayán, ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN); Eduardo Ferrer Mac-Gregor, presidente de la Corte Interamericana de Derechos Humanos; Álvaro Augusto Pérez Juárez, presidente del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México; Luis Díaz Mirón, rector de la Escuela Libre de Derecho; María Audry Luer, primera secretaria suplente del INCAM; Arturo Pueblita Fernández, vicepresidente del INCAM; los ex presidentes Bernardo Fernández del Castillo, Fernando Yllanes Martínez y Óscar Cruz Barney, y Pedro Salazar Ugarte, director del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, quien por acuerdo de la Junta Menor ingresó al INCAM como miembro de honor.

Al emitir su mensaje, Alfonso Pérez-Cuéllar resaltó la buena relación que tiene la abogacía organizada con la SCJN e indicó que el quehacer de abogados y jueces no puede concebirse aislado, ya que se trata de un binomio necesario para garantizar el apoyo y la defensa de los derechos humanos.

Además, desde hace más de 105 años el INCAM funge como patrono de la Escuela Libre de Derecho, por lo que agradeció al rector y a todos los miembros por su colaboración y por el fortalecimiento de las relaciones interinstitucionales.           

También destacó los trabajos efectuados con el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM en el diseño de la regulación de la profesión y de los controles éticos y técnicos, lo que derivó en el proyecto de la Ley General para el Ejercicio de la Abogacía.

Asimismo, mencionó las cátedras, las conferencias y la sinergia con las universidades Panamericana, Iberoamericana y Anáhuac para acercar a los estudiantes a los grandes temas y desafíos en la práctica de la abogacía.

Expuso la importancia de la creación del Consejo General de la Abogacía Mexicana y detalló los principales trabajos realizados con la Barra Mexicana, Colegio de Abogados (BMA), y la Asociación Nacional de Abogados de Empresa (ANADE). Advirtió que solamente una abogacía unida y coordinada podrá ser factor de cambio en el sistema de impartición de justicia.

Igualmente, enlistó los convenios de colaboración y los programas desarrollados durante su gestión y destacó la presencia del INCAM en los medios de comunicación, así como el trabajo conjunto con las instituciones y asociaciones internacionales.

Entre las acciones realizadas también mencionó la ayuda humanitaria que se brindó a los afectados del terremoto del pasado 19 de septiembre, la defensa del secreto profesional y la defensa de la defensa.

“Hoy entrego un colegio vivo, vibrante, combativo que, estoy seguro, continuará fortaleciéndose para el bien de la sociedad, porque los abogados defienden el patrimonio, la familia y las libertades de los ciudadanos, y en los colegios defendemos a los abogados”, puntualizó.

El INCAM, fundado en 1760, es la agrupación de mayor tradición del continente americano, y en el marco de su 258 aniversario Ángel Martín Junquera Sepúlveda tomó protesta como presidente para el periodo 2018-2020.

Al manifestar el compromiso y el honor que representa asumir la presidencia, indicó que cuenta con un gran equipo para afrontar cualquier desafío. Agradeció el voto de confianza a favor de su proyecto y solicitó a todos los miembros seguir trabajando y aportando ideas y críticas que enriquezcan a todos.

Dirigió unas palabras a Alfonso Pérez-Cuéllar por su entrega y su visión para fortalecer el colegio. Apuntó que en la esencia del INCAM también está coordinar la ayuda mutua de sus miembros en temas de salud, economía y educación.

Subrayó la necesidad de sumar la excelencia y engrosar las filas de la abogacía con los mejores profesionales. Exhortó a los asociados a emprender acciones y a participar en la constitución de un mejor futuro.

Aseguró que se seguirán creando espacios para impulsar la actividad académica y el desarrollo cultural y social. El programa que implementará incluye diversas acciones de modernización para ser más activos, dinámicos y cercanos a cualquiera.

Se comprometió a luchar por el fortalecimiento de las instituciones y de las leyes. “Mandemos un mensaje de cambio, de reivindicación de valores, de espíritu solidario, de civismo, de comportamiento ético y de un ejercicio profesional íntegro”, declaró.

Pugnó por fomentar que se cumpla con el Estado de Derecho y por la autonomía real de los poderes. Asimismo, apuntó la necesidad de un control ético y de un esquema que favorezca la pulcritud del ejercicio profesional.

Finalmente, señaló que el Ilustre debe ser un detonador para la modernización de México, un implacable guardián de la legalidad y un promotor de nuestro Estado Democrático de Derecho.

 

 

5559-2250 / 5575-6321 / 5575-4935 - Aviso de Privacidad - Términos y Condiciones

El Mundo del Abogado