Impulsan la integridad en las empresas

Impulsan la integridad en las empresas

 

El pasado 12 de septiembre el Consejo Coordinador Empresarial, la Asociación Nacional de Abogados de Empresa (ANADE), la Barra Mexicana, Colegio de Abogados (BMA) y el Ilustre y Nacional Colegio de Abogados de México (INCAM) llevaron a cabo el foro “Integridad empresarial”, acto en el que se expuso el contenido y la relevancia del Código de Integridad y Ética Empresarial, las ventajas y los beneficios de su implementación, así como los riesgos legales de no adherirse a esta disposición.

La ceremonia de inauguración fue presidida por Juan Pablo Castañón, presidente del Consejo Coordinador Empresarial, quien agradeció el esfuerzo conjunto que se ha gestado desde la sociedad civil organizada, los colegios de abogados y el sector empresarial para asentar la importancia de la integridad en las empresas.

Reconoció que, aunque no se ha avanzado lo suficiente en el tema, sí hay un progreso importante en la cultura de la necesidad de tener transparencia y rechazar la corrupción. Precisó que hacer negocios sanos, éticos e íntegros significa productividad y competitividad, y aseguró que a las pequeñas empresas la corrupción les cuesta 10 por ciento de sus utilidades, por lo que se requiere integridad, transparencia y un mayor compromiso de todos los sectores con estos objetivos.

Destacó que el mayor reto consiste en superar la crisis de confianza que actualmente impera en las instituciones —públicas y privadas—. Al abordar la agenda legislativa, instó a los congresistas a aprobar la designación del fiscal general, del fiscal anticorrupción y de los magistrados especializados.

Durante su intervención, Ángel Junquera Sepúlveda, presidente del INCAM, habló acerca de cómo fueron los inicios de la abogacía organizada en México y la fuerza que tuvo la colegiación obligatoria en la segunda mitad del siglo XVIII. Destacó que nuestro país fue el primero en tener esta modalidad en todo el continente americano.

Al enunciar los beneficios que representa reestablecer esta modalidad, declaró: “Los abogados debemos ser conscientes de que representamos a la sociedad frente a la misma sociedad, la autoridad y el ejercicio del poder”.

En la administración que está por concluir, los tres colegios trabajaron ardua y comprometidamente en el proyecto de colegiación y certificación obligatoria, pero la propuesta fue bloqueada; no obstante, siguen pugnando por el ejercicio ético y durante este nuevo gobierno continuarán impulsando la iniciativa.

Por parte de la BMA, su presidente, José Mario de la Garza Marroquín, enfocó la reflexión en tres indicadores presentados por la organización México Evalúa: 1) tasa de impunidad: 96 por ciento; 2) cifra negra: 95 por ciento de personas víctimas de un delito que no denuncian, y 3) proliferación de escuelas que imparten la carrera de Derecho: la apertura de una universidad a la semana. “El gran problema de nuestro país es que la abogacía sigue estando desorganizada, fragmentada y disminuida, porque tenemos una abogacía de primera y una de quinta; no hay un factor que pueda regularla y eso fomenta la corrupción”, puntualizó.

Lamentó que el tema no sea prioridad en la agenda legislativa e indicó que aún no se entiende que el problema de la corrupción se va a resolver cuando los abogados dejen de ser corruptos.

Una de las acciones impulsadas por la abogacía organizada fue incluir un anexo en el Código de Ética, así como en el manual de integridad, en el que se indiquen los requisitos que deben tener los abogados que contratan las empresas.

Desde la perspectiva del abogado de empresa, Adrián Ojeda Cuevas, primer vicepresidente de la ANADE, explicó que el abogado interno desempeña una serie de papeles fundamentales en el combate a la corrupción y en el cumplimiento de los estándares y las políticas éticas de las empresas, ya que entre sus funciones está influir en la toma de decisiones.

Subrayó que el abogado tiene que contribuir al desarrollo de los principios éticos, pues en su actuación se juega el todo por el todo. Advirtió que muchas veces no es fácil ir en contra de un consejo de administración, pero su labor contribuirá a terminar con las malas prácticas que tanto dañan a la sociedad.

Entre sus propuestas, anunció que en la ANADE están trabajando en un proyecto dirigido a las pequeñas y mediana empresas. Se trata de brindar asesoría a las compañías que no tienen posibilidades económicas de pagar los servicios de un gran despacho y el trabajo pro bono que ofrecen se hará con base en una cuota honoraria muy reducida.

El apoyo se dará durante los primeros años de vida de la empresa hasta ayudarla a estabilizarse. Con esto se busca que más empresas sobrevivan y se fomente la cultura de que cuenten con un asesor jurídico desde su nacimiento hasta su extinción.

Para suscribir la carta compromiso y conocer el listado de las empresas comprometidas, se puede ingresar a la página http://codigoeticaeintegridad.com.

 

5559-2250 / 5575-6321 / 5575-4935 - Aviso de Privacidad - Términos y Condiciones

El Mundo del Abogado