Presentan Estándares Pro Bono México

Presentan Estándares Pro Bono México

El pasado 13 de marzo se llevó a cabo el lanzamiento de los Estándares Pro Bono México, una iniciativa que busca establecer los motivos, lineamientos y bases para desarrollar esta loable labor.

 

 

El trabajo pro bono consiste en prestar servicios jurídicos gratuitos a las personas o a las comunidades de escasos recursos o en condición de vulnerabilidad; se pretende beneficiar a la sociedad a través del bien común, con el objetivo de crear una sociedad más justa y equitativa.

La comunidad jurídica que impulsó esta iniciativa detectó las grandes necesidades de acceso a la justicia en nuestro país y las fallas del Estado de Derecho. Por ese motivo, en octubre de 2016 se integró un grupo redactor para dar forma al proyecto.

El equipo quedó conformado por cinco brillantes mujeres dedicadas a esta labor: Maru Cortazar y Mariana Vázquez del Mercado, de la Fundación Appleseed México; Carla Aguilar Román, de la Fundación Barra Mexicana; Lila Gasca Enríquez, de Hogan Lovells, e Ivette Montero, del Centro Mexicano Pro Bono.

Con el fin de ampliar y avalar estos estándares un grupo de profesionales del Derecho fungió como equipo revisor, el cual hizo comentarios y propuso modificaciones que abonaron a la redacción completa del documento.

Este compromiso de responsabilidad social es respaldado por importantes firmas de abogados, empresas, colegios de abogados, miembros de la academia y representantes de organizaciones de la sociedad civil.

Al acto conmemorativo asistieron los aliados de las iniciativas pro bono de Estados Unidos y Latinoamérica. Como orador inicial del evento, Óscar Cruz Barney, investigador del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, expuso una semblanza histórica que abarcó desde la época de los abogados de pobres en el Consejo de Indias para brindar un panorama del surgimiento y el avance que ha tenido esta labor en nuestro país.

Destacó la obligación y la responsabilidad social que deben tener los profesionistas que pretendan ejercer la abogacía; resaltó el deber de garantizar la justicia, fortalecer el Estado de Derecho y promover el derecho a la defensa y de los derechos humanos. Asumió que junto con los colegios se debe buscar la independencia y la libertad del abogado.

Para ejemplificar el compromiso de los litigantes con el bien social enunció las prácticas que se realizaron para ayudar a los afectados por el sismo del pasado 19 de septiembre. Declaró que las acciones efectuadas son una muestra de lo que puede hacer la abogacía organizada y consciente de su responsabilidad social. Finalmente, insistió en la importancia de garantizar que todos tengan no sólo el derecho a un abogado, sino el acceso a uno de calidad.

Durante su intervención, Juan Francisco Torres Landa, socio director de Hogan Lovells, hizo una recapitulación de la realidad en la que se encuentra nuestro país. Aseveró que los Estándares Pro Bono plantean la búsqueda del Estado de Derecho a través de pequeñas contribuciones que, sumadas, pueden generar realmente condiciones de cambio en la sociedad.

“El movimiento pro bono se basa en hacer el bien; mediante este esfuerzo colectivo podemos lograr mejores condiciones para muchas personas que lamentablemente no ven en el Derecho una herramienta de justicia, sino un medio de opresión”, puntualizó.

Torres Landa aseguró que la labor de asesoramiento y representación gratuita se realiza con el mismo énfasis y tesón, y quizá con mayor entusiasmo, que en un caso en el que se recibe un honorario. Hizo énfasis en la importancia del juramento profesional de buscar que la persona que no tenga justicia la reciba oportunamente.

Los estándares buscan generar un plano de igualdad. Por ese motivo, insistió en que los despachos jurídicos tienen una importante responsabilidad ya que cuentan con el acervo, la experiencia y la capacidad económica y de despliegue para realizar este tipo de labores.

En representación de la Asociación Nacional de Abogados de Empresa, del Ilustre y Nacional Colegio de Abogados de México y de la Barra Mexicana, Colegio de Abogados, José Mario de la Garza Marroquín manifestó que el Derecho puede ser el mejor instrumento para construir una equidad social y una cultura de la legalidad más sólida, por ser la profesión que sirve a la justicia, la cual debe ser concebida como un derecho universal.

Asumió que definir estándares pro bono es un paso hacia la consolidación de la cultura de la responsabilidad social entre los abogados. Celebró la participación de insignes instituciones y de destacados abogados en este compromiso social.

Óscar Cruz Barney, Juan Francisco Torres Landa y José Mario de la Garza fungieron como revisores de la iniciativa e invitaron a la comunidad jurídica mexicana a sumarse a este proyecto.

Para mayor información, consulte: http://estandaresprobono.mx/.

 

 

5559-2250 / 5575-6321 / 5575-4935 - Aviso de Privacidad - Términos y Condiciones

El Mundo del Abogado